Los detectores de gas de Crowcon ofrecen seguridad a los trabajadores de la planta de producción de Dow Corning

65 detectores Triple Plus+ IR utilizados para detección de pentano y de hidrógeno

Crowcon ha proporcionado 65 de sus detectores de gas portátiles para proteger al personal de la planta de producción de Dow Corning, en Gales del Sur, Reino Unido. Los detectores Triple Plus+ IR son utilizados por los contratistas de mantenimiento durante paradas operativas cruciales.

Debido a que la silicona está presente en el proceso de fabricación y puede interferir con los sensores convencionales, era necesario que los detectores tuviesen capacidad de infrarrojos (IR), ya que a los sensores de infrarrojos no les afecta la silicona. Asimismo, Crowcon proporcionó linealización del sensor de infrarrojos para pentano y también un sensor de hidrógeno a medida.

Un detector de gas portátil Triple Plus+ IR de Crowcon superpuesto sobre una imagen de la planta de producción de Dow Corning en Barry, Gales del Sur

Un detector de gas portátil Triple Plus+ IR de Crowcon superpuesto sobre una imagen de la planta de producción de Dow Corning en Barry, Gales del Sur

(Leyenda: Un detector de gas portátil Triple Plus+ IR de Crowcon superpuesto sobre una imagen de la planta de producción de Dow Corning en Barry, Gales del Sur).
Imagen cortesía de Dow Corning – Ref.: AV13486

De acuerdo con Kevin Reid, del Grupo del analizador de Dow Corning, la resistencia fue un factor clave en la elección de la empresa utilizada como proveedor del detector de gas. “Entregamos los instrumentos a los contratistas fuera del emplazamiento, lo que significa que pasan a través de muchas manos en un corto espacio de tiempo”, explicó. “Si no existe una sensación de propiedad por parte del usuario, pueden recibir un trato bastante brusco. Las unidades Triple Plus+ son muy resistentes y requieren poco mantenimiento, además de que disponen de un sensor de infrarrojos extremadamente fiable. Ofrecieron un rendimiento excepcional durante el primer período de cierre, sin que ninguno de los detectores mostrase errores o fallos”.

La versión Triple Plus+ IR se diferencia de los detectores tradicionales, ya que no requiere la presencia de oxígeno, lo que es ideal para su uso en los procesos de fabricación de silicona o en el control de purga de tanques de almacenamiento de hidrocarburos, como en las instalaciones de procesamiento de petróleo o para el transporte de petróleo y gas.

Preferido por las industrias química y de petróleo y gas, por su resistencia, y con unas 100.000 unidades en uso en todo el mundo, el Triple Plus+ es posiblemente el detector de gas para múltiples gases, de plena funcionalidad, más popular del mundo. Puede controlar hasta cuatro gases tóxicos e inflamables a la vez, de una lista de más de 15, es prácticamente irrompible y utiliza sensores de la serie 7, que ha demostrado ser el tipo de sensor más fiable del mercado. Se encuentra en una carcasa ABS de poliamida irrompible, por lo que es resistente a los golpes y al agua, con protección IP65. También flota si cae al agua.

Una pantalla retroiluminada de gran tamaño muestra todos los niveles de gas al mismo tiempo, y una alarma sonora muy fuerte y visual luminosa avisa al operador cuando los niveles de gases pasan a ser peligrosos. Viene de serie con una capacidad de 100 horas de registro de datos y una interfaz de PC a través de un puerto de serie RS232 que permite que todos los datos se puedan descargar para su almacenamiento permanente.

La instalación de 65 hectáreas en Dow Corning, en Gales del Sur, cuenta con aproximadamente 600 personas y fabrica productos a base de silicona y productos intermedios para uso a nivel mundial. El proceso comienza con la silicona elemental, a la que se hace reaccionar químicamente y cambiar para producir fluidos a base de silicona, gomas, cauchos y polímeros especiales.

Comments are closed.

css.php